Arona Son Atlántico. La Fiesta de los Océanos, que inició esta semana su cuarta edición, en defensa de los mares y los cetáceos, convertirá este viernes [17 de noviembre], la Plaza de La Pescadora, en Los Cristianos, en una escuela efímera medioambiental en la que se impartirán, de forma interactiva, a alumnos de sexto curso del Centro de Educación Infantil y Primaria [CEIP] Playa de Las Américas, clases al aire libre y en contacto con el medio, sobre cómo proporcionarle primeros auxilios a animales marinos accidentados o descubrir los secretos de las aves que conviven en el municipio sureño.

El Festival Arona Son Atlántico, que coorganiza el Ayuntamiento de Arona [Turismo y Cultura] cuenta con la colaboración del Cabildo de Tenerife [Turismo de Tenerife y Personas + Sostenibles] y el Gobierno de Canarias [Canarias Cultura en Red y Promotur],

Los alumnos y alumnas de sexto curso del citado centro escolar tendrán oportunidad, en esta jornada excepcional fuera de sus aulas, de conocer cómo se puede dar buen uso al plástico, reciclándolo en obras de arte y evitando, de esa manera, arrojarlo al mar ya que estos residuos sólidos son veneno o trampas mortales para las especies marinas, como la ballena calderón, el delfín mular o las tortugas bobas y verdes, que viven permanentemente en la costa de su municipio y que son sus vecinos anónimos marinos.

Con esta iniciativa, en la que participa, con sus biólogos y profesionales, el colectivo Rumbo Ziday, bajo la coordinación de la Oficina del Voluntariado del Cabildo de Tenerife, Arona Son Atlántico se propone familiarizar a los más jóvenes con las buenas prácticas en el contacto con los recursos marinos y, en general, con la naturaleza.

Esta jornada divulgativa dará, también, oportunidad a los escolares de conocer de primera mano a otro singular vecino, la pardela cenicienta, un ave marina, la más abundante de Canarias, que en estos meses de octubre y noviembre, acude a la costa para reproducirse, registrándose un alto índice de accidentes de sus ejemplares juveniles, que, en su primer vuelo, suelen precipitarse a tierra al quedar deslumbrados por el resplandor de las instalaciones turísticas.

Situación que ha motivado que todos los años, por estas fechas, el Área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife y el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre La Tahonilla pongan en marcha una campaña de recogida de ejemplares juveniles de pardelas lesionados, en colaboración con diversas instituciones, siendo vital la colaboración del ayuntamiento de Arona, ya que en este municipio, junto al de Adeje, es donde más alta es la siniestralidad de estas aves marinas, catalogadas como de interés especial. La jornada del aula medioambiental de Arona Son Atlántico culminará con la entrega del Premio del Festival que se desvelará mañana en la Plaza de la Pescadora ante el joven auditorio.

Talleres organizados por Arona Son Atlántico en la edición de 2016.