Durante el mes de agosto la Fundación CajaCanarias organiza una nueva edición de sus tradicionales Cursillos de Natación, manteniendo y reforzando la filosofía organizativa de las últimas convocatorias, esto es, facilitar el acceso al aprendizaje de habilidades acuáticas a niños y niñas residentes en aquellos municipios que no disponen de piscina municipal y que, además, carecen de recursos económicos en su grupo familiar para costear un curso de estas características. A esta línea de actuación se suma, de manera estable tras los buenos resultados obtenidos a lo largo de los dos ejercicios precedentes, los Cursillos para mayores de 60 años.

Fotos cedidas por Fundación CajaCanarias.

Para el presente curso esta actividad, impulsada por la Fundación CajaCanarias, continúa desarrollándose en diferentes municipios de las islas de Tenerife y La Palma, consolidando la oferta a favor de trece ayuntamientos beneficiarios. Asimismo, el número total de plazas ofertadas mantiene su cobertura de la edición anterior, que supera en la actualidad la cantidad de 400 alumnos matriculados. Cabe recordar que la participación es de carácter gratuito y cubre los costes de matrícula, transporte y material para realizar la actividad.

De este modo, además de los municipios tinerfeños de Arico, Fasnia, San Miguel, Vilaflor, El Tanque, La Guancha, San Juan de la Rambla, Arafo y Tegueste, los Cursillos de Natación Fundación CajaCanarias benefician este año a las localidades palmeras de  San Andrés y Sauces, Puntallana, Breña Baja y Mazo. La instalación acuática municipal de Miraflores (Santa Cruz de La Palma) es la receptora, en el caso de la Isla Bonita, de los alumnos de los diferentes municipios adscritos al programa; en Tenerife, por su parte, las piscinas de Los Cristianos, Granadilla (Los Hinojeros y La Jurada), Los Silos, Icod de Los Vinos y Tacoronte acogen a los participantes de la presente edición, nuevamente.