La Asociación Cultural El Laboratorio, responsable del proyecto #porquelaculturaimporta, ha presentado el trabajo y making off del proceso que ha desarrollado el artista Dadi Dreucol, a lo largo de las últimas semanas, en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife. Conversación Guanche es el título del mural realizado por Dreucol, que surge de la investigación y exploración del entorno llevadas a cabo durante la semana previa a su realización. En respuesta a la pregunta #porquelaculturaimporta, este mural hace referencia a la importancia del intercambio cultural y vital entre personas de cualquier ámbito, incluso de cualquier época. La historia sin la cultura no sería más que una sucesión de hechos deshumanizados. Un mural, aún siendo efímero, puede ser un estímulo intelectual, algo que siempre va a ser de especial relevancia.

En palabras del propio artista: “durante mis paseos por la ciudad de Santa Cruz de Tenerife he intercambiado pareceres con personas tan dispares como un responsable del Club de Colombofilia, inaugurado en 1902, un vecino de una de las calles más antiguas de la zona o residentes en el barrio de El Toscal, que me han transmitido sus preocupaciones. De este modo he tenido ocasión de comprender un poco mejor el entorno y analizarlo sobre el terreno”.

Por otra parte, Dreucol añade que ha realizado ·”un ligero trabajo de investigación histórica, interesándome fundamentalmente por los ancestros de la isla –los guanches –en especial a partir de mi visita al Museo del Hombre y la Naturaleza”. El artista asegura que “fueron los grafismos en piedra de estos aborígenes lo que más me llamó la atención para comenzar a componer la idea plástica. Para ahondar un poco más en este tema, visité algunas bibliotecas de la ciudad, consultando libros de historiadores oriundos de la zona, que me resultaron especialmente interesantes”.

“El resultado final es un collage de todos estos estímulos e imágenes que planteo como un laberinto que el espectador ha de interpretar, libremente, a partir de símbolos tanto ancestrales, como las marcas guanches pintadas con negro o las figuras como irónicos, como la paloma mensajera, guiño al ya nombrado Club de Colombofilia.”

Proyecto #porquelaculturaimporta

Por qué la cultura importa es un proyecto que pretende conocer, ordenar e interpretar datos objetivos que influyen en la cultura, de manera creativa, y difundir, a través de acciones artísticas, la interpretación de dichos datos que hacen que la cultura influya en la sociedad. Un proyecto que pretende dar respuestas objetivas a la pregunta “¿por qué la cultura es importante?”, desde diferentes puntos de vista y sectores. La gestión de la cultura no es científica, pero tampoco es casual. Saber qué le interesa a cada persona, qué estaría dispuesto a ver o a comprar, cuándo y hasta qué umbral de gasto, es importante, pero también lo es conocer con quién hacerlo y cuáles son los beneficios colaterales que asociamos al hecho de consumir cultura.

Es un proyecto que mezcla partes de investigación, producción artística y difusión creativa y algunos más, como si fuera una lasaña cultural. En un mundo, aún en crisis, al menos a este lado del Atlántico, donde no están satisfechas las necesidades básicas de todos, es difícil que anide y prospere la cultura si no nos pertrechamos tras certeros y fiables datos científicos, filosóficos, económicos y sociales sobre la misma y si no los comunicamos debidamente y celebramos después.

Dentro del proyecto #porquelaculturaimporta está el apartado de RESIDENCIAS EXPERIMENTALES, al que pertenece la obrar realizada por Dadi Dreucol. El Proyecto POR QUÉ LA CULTURA IMPORTA ofrece 3 residencias artísticas de 15 días y 500 Euros brutos cada una para proyectos de arte urbano, música, literatura, filosofía, infografía e investigación cultural contemporánea en cualquiera de sus fases de creación y en cualquiera de las modalidades, formatos y prácticas que se desarrollan bajo este paraguas conceptual que deberán responder a la pregunta “¿por qué la cultura es importante?” La respuesta será la base de los resultados de la fase de investigación del proyecto, que ha sido posible gracias a las ayudas recibidas de entidades como el Cabildo Insular de Tenerife.

Imagen del muro con pintadas varias antes de comenzar con el proyecto

Estado en el que se encontraba el muro antes de la intervención artística.

 El artista Dadi Dreucol trabajando en el mural en la capital tinerfeña.

Un momento del proceso de elaboración del mural.