Treinta y seis educadores sociales formarán parte de los diferentes equipos de orientación educativa y psicopedagógica de diferentes centros públicos del Archipiélago, en una experiencia piloto que será posible gracias al convenio recientemente suscrito entre la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias y el Colegio Profesional de Educadores y Educadoras Sociales de Canarias (CEESCAN).

Tal como ha manifestado la consejera de Educación y Universidades, Soledad Monzón, la Educación Social está recogida en la Ley Canaria de Educación no Universitaria y es una demanda general de los centros y la comunidad educativa en general. En palabras de Monzón, “se convierte en una de las claves para potenciar el desarrollo social y educativo del alumnado, desarrollando y planteando desde el centro educativo propuestas de mediación familiar, de resolución de conflictos, reducción del absentismo escolar, fomento de la convivencia, prevención del acoso escolar, atención a la diversidad y desarrollo comunitario y participativo”.

Así, la consejera explicó que “el trabajo que realizarán los educadores sociales se desarrollará en el centro educativo pero también en relación con el entorno y estará coordinado con los equipos de orientación psicopedagógica y con los centros del profesorado de cada zona”. Además, añadió Monzón, “la figura de los educadores sociales será esencial dentro del proceso participativo que hemos emprendido para desarrollar el Plan Integral contra la Violencia Infanto-Juvenil”.

Por su parte, el presidente de CEESCAN, Francisco Rodríguez Reyes, destacó la importancia de la incorporación de los educadores sociales a los centros educativos “para dar respuesta a la demanda social existente en torno a tres ejes esenciales: la comunidad, la escuela y la participación social”. En este sentido, aseguró que los educadores sociales “queremos sumar, incorporarnos a los centros y a la comunidad, dentro de un proceso social y participativo”. Por último, aseveró que el trabajo de los educadores sociales se vertebrará en torno a la prevención, la mediación y la labor socioeducativa.

Esta medida se enmarca en el desarrollo del Plan Estratégico de Atención a la Diversidad con el que la Consejería de Educación y Universidades pretende potenciar en el sistema educativo canario la generación y difusión de prácticas inclusivas en todos los ámbitos- atención a la diversidad, prevención y erradicación del absentismo y reducción del abandono escolar temprano-, desde la Administración educativa hasta el aula, impulsando la participación y colaboración de las familias y la comunidad en los centros educativos. En este sentido, el citado Plan contempla también las funciones de los educadores sociales y su necesaria intervención en los centros públicos de enseñanza para contribuir a la educación integral del alumnado, por lo que les otorga la consideración de agentes educativos.

Los representantes del Gobierno de Canarias y de CEESCAN estrechan sus manos para sellar el acuerdo recogido en el convenio.

Imagen de la firma del convenio entre Gobierno de Canarias y CEESCAN. Foto cedida.