Un equipo de universitarios canarios ha ingeniado determinadas soluciones medioambientales al exceso de salinidad del agua de riego en municipios turísticos. Ha sido en el marco de Demola Canarias, un modelo innovador universidad-empresa que lidera la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento -a través de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información- junto con las universidades canarias, con el objetivo de fomentar la cultura innovadora en el Archipiélago. En las últimas cuatro ediciones 46 proyectos desarrollados por 200 universitarios de las Islas han visto la luz con la implicación de 43 empresas y organizaciones públicas y privadas.

Uno de los retos planteado a los estudiantes en esta última edición por la empresa de servicios Canaragua, dedicada al Ciclo Integral del Agua y muy implicada con el medio ambiente, ha consistido en buscar soluciones para mejorar la salinidad del agua residual urbana del municipio de San Bartolomé de Tirajana, mediante la identificación y resolución de los focos de intrusión salina en la red de saneamiento del municipio, principalmente en la zona de la Charca de Maspalomas, y los aportes procedentes del uso de cloradores salinos en las piscinas de los complejos turísticos.

Este equipo está integrado por universitarios con formación en ingeniería de procesos o química, geógrafos, geomática, así como también de otras disciplinas de gestión y análisis medioambiental, debido a las características de este reto, de marcado perfil técnico, ya que en este caso, uno de los parámetros físico-químicos susceptibles de mejora en los caudales de agua regenerada para uso de riego es el relativo a la salinidad. Para mejorar este parámetro, mediante la disminución del porcentaje de sal presente en el agua, se pretende actuar sobre todos los focos que salinizan el agua residual. De esta manera, disminuyendo en origen las características salinas del agua, no sería necesario el uso de tratamientos ulteriores para desalar el agua depurada, ampliándose la utilidad de la misma.

Foto cedida por la Consejería de Economía.

DEMOLA CANARIAS

El pasado mes de marzo, quince equipos de estudiantes de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y de la Universidad de La Laguna (ULL), iniciaban la cuarta edición de  Demola Canarias para trabajar junto con empresas en el desarrollo de una DEMO que aportara soluciones a los retos planteados. Cuatro meses más tarde ha llegado la culminación de esta última temporada, que ha resultado ser la más fructífera de todas, con la superación de 15 retos totales -8 en Gran Canaria, 6 en Tenerife, y 1 en La Gomera- y la participación de 66 universitarios de diferentes disciplinas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y de la Universidad de La Laguna (ULL). Un equipo de técnicos de innovación del Gobierno de Canarias ha acompañado a los estudiantes involucrados en el desarrollo de estos proyectos, actuando como facilitadores en el proceso de co-creación de los resultados. Para esta cuarta temporada se contactó con más de 50 empresas y organizaciones, y se han impartido unas 60 charlas en las aulas para la captación de alumnos, alcanzando los 77 inscritos, 36 de los cuales pasaron a formar parte de los equipos multidisciplinares en esta edición.